Gap WordPress Theme
Minimalistic Grid Portfolio Theme
Publicado el

Síguenos

Deportes · , , , , , , ,
prev
next

DSC_3470Claro_

El partido que más prometía en la previa de los cuartos de final era, sin ninguna duda, el de La Salle ante Javier, por lo que representa siempre un partido en donde está el defensor del título, por el nivel que este mismo había demostrado a lo largo de la fase de grupos y porque el rival, más allá de que había perdido sus últimos partidos, había demostrado en el inicio del torneo que era uno de los grandes protagonistas del certamen. Obviamente, como en las fechas anteriores, todos los de La Salle estaban a la expectativa de ese gol de Christian Marciscano que lo convertiría en el máximo goleador en soledad de la historia de Liga 10. ¿Llegaría?

Había un suspendido por equipo para este partido. Por el lado de La Salle, el que no podría jugar era Martín Ruíz, expulsado en el juego anterior ante Brader (también se perderá la semifinal). Por su parte, Javier aún no podía contar con la presencia de Mario Paparoni, quien continuaba cumpliendo su sanción.

En los primeros diez minutos se vio a un equipo de César Aguilar que imponía el ritmo del partido. Controlaba el dominio del balón, jugaba en campo rival y su arquero no pasaba ningún tipo de problemas. Además, contó con tres jugadas claras de gol para ponerse en ventaja, pero la mala puntería de sus atacantes y una buena parada del arquero rival le habían prohibido ponerse rápidamente en ventaja.

DSC_3378Claro_

Al minuto 8 llegó un buen remate de larga distancia de Ricardo Ogilvie que se fue muy cerquita del travesaño. Y al 11, después de tanto mostrar que era más, Luis Valdés agarró un despeje a medias de la defensa y, aguantado muy bien con el cuerpo la marca rival, no dudó en romperle el arco a José Ayala para marcar el uno a cero parcial. La Salle era mucho más que Javier y el resultado estaba bien. En el 18, tras un error defensivo, Ricardo Ogilvie, de nuevo, tuvo el 2 a 0, pero su remate se fue desviado. En seguida, el que quedó mano a mano con José Ayala fue Christian Marciscano, pero el portero mandó la pelota la corner. Cada llegada de La Salle parecía que terminaría en gol. A Javier le costaba mucho defenderse y prácticamente no podía atacar si no era a través de la pelota parada. El primer tiempo terminó 1 a 0 y, si Javier no ajustaba piezas y La Salle no bajaba la intensidad y el ritmo, el segundo tiempo no sería muy distinto al primero. Pero lo fue.

Lo fue porque el complemento empezó demasiado trabado en la mitad de la cancha, ya que Javier había salido decidido a buscar el empate, pero La Salle se paraba demasiado bien en ese sector del campo y le cerraba todos los espacios posibles. Los de azul apostaban a algún contragolpe para tratar de definir el partido lo antes posible. En Javier, ni Grandison, ni García Chung, ni Zeballos lograban controlar el balón con comodidad y así, a los de Omar Sánchez se les hacía muy difícil la generación de riesgo sobre el arco de Miguel Guerra. Era el número 9 el que más preocupaba a la defensa rival, pero por el momento no bastaba para que llegara la tan deseada igualdad. Fueron prácticamente quince minutos en donde La Salle no atacó y José Ayala no pasó sobresaltos, pero Javier no había podido aprovechar el dominio de balón y el juego seguía uno a cero en su contra.

A los 40, La Salle volvió a llegar sobre el arco rival. Fue a través de un tiro libre rasante de Thomas Bueno que se fue muy, pero muy cerquita del palo derecho de Ayala. El uno de Javier volvía a ser parte del juego después de un cuarto de hora en donde simplemente había observado lo que ocurría. César Aguilar le había dado minutos de descanso a Julio Mendoza y Ricardo Ogilvie y los devolvió al campo de juego al 43. Marciscano no tenía un buen segundo tiempo y eso también se sentía. ¿Cuándo llegaría su histórico gol? ¿Se lo estaría guardando para una hipotética final?

En los últimos minutos llegó la polémica jugada: gran remate de Grandison, Guerra da rebote y uno de los atacantes de Javier la empuja para marcar la igualdad. Pero el juez de línea levantó la bandera y el gol fue anulado. Luego, en la repetición se vería que el jugador estaba habilitado.

En el final, La Salle se llevó la pelota lo más lejos posible de su arco y todo terminó tras un tiro libre frontal de Javier que no generó problemas sobre la portería rival. De esta manera, La Salle clasificó a semifinales y se vuelve a meter entre los cuatro mejores, mientras que Javier quedó eliminado tras un buen segundo tiempo y un torneo en donde demostró que fue uno de los equipos más respetados por sus rivales.

Fuente: liga-10.com